Berlín, 7 mar (dpa) – La Feria Internacional de Turismo ITB, la más grande del mundo, abrió hoy sus puertas en Berlín con la presencia de unos 10.000 expositores de 186 países.

Este año la ITB tiene un especial foco en temas como el turismo homosexual, las vacaciones de lujo y los viajes de salud, además de las políticas para prevenir el fenómeno del “overtourism”, es decir, la saturación de los destinos estivales.

La feria, en la que están representados también la mayoría de países latinoamericanos, se prolongará hasta el 11 de marzo y, mientras los primeros tres días estarán reservados para los profesionales del sector, el fin de semana se abrirán las puertas para el público general.

En la inauguración, el alcalde de Berlín, Michael Müller, recorrió el recinto junto con Manuela Schwesig, la jefa del Gobierno de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, región costera del noreste de Alemania que este año es la invitada especial de la feria.

En 2017, la ITB recibió a un total de 10.000 compañías y organizaciones provenientes de 184 países que exhibieron sus productos y servicios a unos 169.000 visitantes, la mayoría de ellos profesionales del sector.