Tenemos principalmente 2 caras del SEO (optimización para buscadores) donde el conjunto de técnicas y prácticas se dividen con foco en dónde se realizan. Por un lado, las técnicas SEO OnPage se centran exclusivamente en todos los factores que puedes controlar dentro de tu web, mientras que el SEO OffPage se centra más bien en las relaciones de otras webs hacia la tuya.

¿Cuál de los dos conjuntos es el mejor? Pues, digamos que todo lo que se pueda hacer para mejorar es bienvenido, de eso se trata la optimización en sí misma. Mientras que en una, es más sencillo hacer, ya que la web en principio te pertenece y tienes accesoa los parámetros relevantes, mientras que las páginas ajenas son prácticamente inaccesibles para ti.

De todas formas, en este artículo vamos a centrarnos exclusivamente en lo que sucede fuera de tu página web, como si ya hubieras realizado todas las optimizaciones posibles dentro y ahora tendremos que encargarnos de la otra cara del posicionamiento. En principio existen buenas y malas prácticas, y con ello no quiero referirme ni a la moral, ni a la calidad de funcionamiento, sino que, visto desde la perspectiva del motor de búsqueda y sus reglas, se pueden seguir estas directrices o se pueden seguir las reglas lógicas de los algoritmos que determinan cómo posicionar una página web. Y es que, para ello, existen determinados atajos que no siempre son muy recomendables, porque a la larga nos pueden jugar en contra e incluso los buscadores pueden penalizarnos por estos métodos.

Entonces, ¿Cuáles son estas buenas prácticas que siguen las directrices? Simplemente son aquellas que benefician al visitante, si nos centramos en sus intereses notaremos que son completamente diferentes a los nuestros. Ellos buscan en la web, contenido útil, recursos de los que valerse, al menor costo posible (si es gratis mejor) todo lo que en definitiva le es relevante. Ese es el criterio filosófico por así llamarlo, pero por supuesto está relacionado a parámetros técnicos como la calidad y cantidad de enlaces desde otras páginas hacia la nuestra, el peso o autoridad que poseen estas webs que contienen los enlaces, pues como te imaginarás no es igual de relevante que de ti hable la Wikipedia a que lo haga una página completamente desconocida.

Para aclarar un poco este panorama, hablaremos de dos conceptos relacionados a la autoridad, están los enlaces Do Follow, aquellos que transfieren autoridad a tu página por disponer de más autoridad que la tuya y están los enlaces No follow que simplemente no te transfieren nada. Entonces creerías que es fácil decidir en cuáles concentrarse, ya que los primeros resultan muy beneficiosos. Esto es real hasta cierta medida, y en general no tienes que obsesionarte con estos ya que la existencia de enlaces No Follow consolidan la posición porque simplemente resulta muy sospechoso que solo tengas enlaces que te transfieran autoridad. Por lo tanto, mi recomendación es que te relajes y des por bienvenido a ambos tipos.

Pero hasta ahora no hemos hablado del accionar activo que puedes implementar para mejorar el posicionamiento desde afuera de tu página, por lo vamos por ello ahora:

#1: Relevancia en redes sociales:

Lograr que los usuarios de estas compartan tu página web por la existencia de algo útil para ellos te da relevancia, por lo que ofrecer algo y lograr que los demás lo compartan es un recurso muy preciado para el SEO. Pero debes fijarte en realizar una buena campaña, pues si no logras captar la atención de un público específico, no llegarás muy lejos con esto y perderías tiempo, dinero y oportunidades.

#2: Blogs relacionados:

Puedes buscar blogs de contenido relacionado al de tu sitio web y comentar algo sobre lo que ofrece tu página web y los beneficios de visitarla, de esta forma estas aprovechando el público de otras páginas web para redirigirlo a la tuya. Mucho cuidado con esta técnica, imagino que más de una vez viste comentarios en blogs sin ninguna relación aparente con el tema o contenido del post que incluso suena extraño al leer, porquelo peor que te puede pasar es que los buscadores te declaren la guerra por spam, donde tratarán de penalizarte, agregarte en listas negras e incluso la desindexación de tu sitio (desaparecer completamente de los resultados de las búsquedas)

#3: Creación de links a terceros:

Si bien puedes pensar que esto es absurdo por estar haciendo todo lo contrario (la idea era conseguir que otros agreguen links a nuestra página) puede convertirse en algo positivo si a la larga se establece una relación recíproca entre nuestra página y la de otros, incluso los buscadores comenzarán a asociarte de manera semántica a ellos por lo que a la larga resulta beneficioso. Por ejemplo: yo aquí agrego un link a mi proveedor favorito de Hosting: Hostinger con la esperanza de que a la larga se me asocie directamente y pueda beneficiarme de su irrefutable autoridad dentro del sector.

Todos estos factores serán útiles sí y solo sí tu sitio web tiene contenido útil y relevante para ofrecer, de lo contrario, estarás en problemas con SEO OffPage o sin él, pues, aunque consigas que los sitios más relevantes del mundo pongan un link hacia tu página, pero cuando Google entre y te clasifique como inútil o irrelevante habrás perdido la oportunidad de posicionarte en los primeros lugares. Por lo que siempre se debe pensar con prioridad en lo vas a ofrecer de antemano.