Bruselas, 16 may (dpa) – El ministro de Exteriores iraní, Mohammad Yavad Zarif, se mostró optimista el martes tras su primer encuentro con sus homólogos europeos destinado a salvar el acuerdo nuclear, después de que Estados Unidos decidiera salirse del pacto.

“Estamos en el buen camino y nos movemos en la dirección adecuada”, señaló el ministro iraní tras un encuentro con la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

La reunión, que tuvo lugar antes del encuentro con los ministros de Exteriores de Alemania, Francia y Reino Unido -tres países firmantes del acuerdo-, fue “buena y constructiva”, dijo Zarif citado por la agencia de noticias iraní ISNA.

El propósito de las conversaciones es garantizar que los intereses de Irán sean respetados, junto con los de las partes que permanecen en el acuerdo, declaró Zarif.

“La Unión Europea (UE) está decidida a mantener este acuerdo”, señaló Mogherini, quien aseguró que su reunión con Zarif había sido “productiva”. El bloque está estudiando medidas que se puedan poner en práctica para proteger las inversiones y garantizar que el pacto se implemente en su totalidad, añadió.

Las conversaciones se producen una semana después de que Estados Unidos anunciara su retirada del acuerdo alcanzado en 2015 por el que Irán se comprometía a no fabricar armas nucleares a cambio del levantamiento de sanciones económicas contra Teherán y la normalización de las relaciones comerciales. Washington dio a conocer además que restablecería esas sanciones.

Tras el anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, la UE prometió atenerse al acuerdo nuclear si Teherán también lo hacía y aseguró estar estudiando opciones para ayudar a los negocios europeos que operan en Irán.

Teherán ha dado un ultimátum de 60 días a la UE para garantizar que se siga implementando el acuerdo.

Mogherini se reunió luego con el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, y sus homólogos francés, Jean-Yves Le Drian, y británico, Boris Johnson. Más tarde estaba previsto que se les uniera Zarif.

Johnson advirtió que la decisión de Trump de restablecer las sanciones contra Irán será como una “vía electrificada” para los que quieran hacer negocios con el país persa.

“Reino Unido y nuestros socios europeos seguimos considerando que el acuerdo nuclear es vital para nuestra seguridad común y seguimos completamente comprometidos en su mantenimiento”, dijo previamente Johnson.

La cita con Zarif es una “oportunidad para analizar cómo podemos continuar apoyando el levantamiento de sanciones a Irán, siempre y cuando ellos mantengan las obligaciones pactadas, pero también para expresar nuestras preocupaciones sobre su comportamiento perturbador en la región de Cercano Oriente”, añadió.

Para mantener el acuerdo, la UE debe asegurarse que Teherán sigue interesado en obedecer el pacto y garantizar la continuación del intercambio comercial a pesar de las renovadas amenazas de sanción por parte de Estados Unidos.

Entre las opciones que se contemplan se encuentra el borrador de una licencia de la UE que permita a las empresas europeas hacer negocios con Irán y que a la vez las proteja de las sanciones estadounidenses, así como apoyo del Banco Europeo de Inversiones y ayudas financieras a compañías pequeñas que no estén activas en Estados Unidos.

El asunto también se tratará en una cumbre de líderes de la UE este miércoles en la capital de Bulgaria, Sofía, aunque no se espera que se tomen decisiones.

“No estamos en (una situación de) pánico y no estamos trabajando bajo una presión temporal extrema”, dijo un alto funcionario de la UE en condición de anonimato.

El comisario europeo de Energía, Miguel Arias Cañete, tiene previsto visitar Teherán el fin de semana para hablar sobre cooperación energética entre Irán y la UE, anunció la Comisión Europea.

La visita es importante para “confirmar lo que estamos haciendo” para mantener el acuerdo nuclear, dijo la portavoz de política exterior de la UE, Maja Kocijancic.

Recientemente, Zarif visitó también Rusia y China, países que negociaron el acuerdo junto con Estados Unidos, Alemania, Francia y Reino Unido.