Gaspar Llamazares reiteró esta mañana las prioridades legislativas del grupo parlamentario de IU: Ley de Reforma Electoral, Ley de Transparencia, -presentada por el Gobierno-, Ley Anticorrupción de Podemos, y Ley Reguladora de Inspección General de Servicios, de Ciudadanos. Estas leyes son, a juicio de Llamazares, importantes, como son las leyes de servicios, la Ley de Servicios Sociales, la de Garantía de Servicios Garantizados y la Ley de Salud Pública. “No son exclusivas, nosotros queremos compartir nuestras prioridades con el resto de fuerzas políticas para que las hagan viables”, explicó.

Llamazares también admitió la prioridad que explican otros grupos, la de aquellas leyes forzadas por plazos de la normativa comunitaria. Por el contrario, descartó que la Ley de Bebidas Alcohólicas sea urgente. Sí subrayó que algunas leyes como la de Garantía de Servicios Básicos o Participación, comprometida con IU, están ya fuera de plazos.

Respecto a la ley de Reforma Electoral, el portavoz de IU, explicó que “se ha hecho un encaje de bolillos” que no sabe si merece la pena para acercar posiciones con aquellos que tienen la “obsesión de las circunscripciones”, los grupos de la derecha, y da la impresión de que “cada acercamiento es un alejamiento”. “No sabemos si merece la pena seguir haciendo acercamientos y si la solución sería ya una circunscripción única, como en Murcia”, reflexionó el portavoz de IU ante una ley defendida por la coalición, Ciudadanos y PSOE. “Las fuerzas políticas de la derecha no comparten la circunscripción única, una persona un voto, y lo acepten en Murcia con una mayoría del PP”, dijo.

A su juicio el momento decisivo de la ley es este mes, concretamente el día 25, dado que está en su recta final. “Hay que despejar ya si seguimos jugando a hacernos trampas en el solitario o la echamos para delante”, aseveró.