La acumulación de deuda, el mal que nos devora cada mes

Desgraciadamente, una gran parte de la población ha sufrido fuertemente las consecuencias de una crisis económica que sigue estable en nuestro país y que parece querer quedarse durante bastante tiempo más. La economía de las familias se ha visto fuertemente afectada y su nivel de ingresos drásticamente disminuido.

Sin entrar en los casos más dramáticos, somos muchos los que en tiempos de bonanza nos endeudamos con la adquisición, con el beneplácito e incluso con el interés de los banqueros, de un número excesivo de préstamos, y ahora, con la limitación de crédito que los mismos bancos imponen, nos vemos en una situación de claro desequilibrio, al borde de la terrible cornisa que da el salto a la pobreza y a la exclusión social.

Somos muchos los que nos encontramos en unas condiciones realmente deficitarias para lograr terminar el mes, muchos los que tenemos que cumplir con el pago mensual de al menos un préstamo hipotecario, una letra de un vehículo, algún que otro préstamo personal que nos concedieron para mejorar la casa, adquirir electrodomésticos o para cualquier otra necesidad, cumplir, en definitiva, con un conjunto de pequeñas, y no tan pequeñas, mensualidades que nos lastran y nos asfixian.

La solución al sobreendeudamiento, la reunificación de deudas

Pero para poder afrontar todas estas trampas concedidas, quien sabe si con oscuras tramas que pagamos en la actualidad, nos llega una solución que se nos antoja eficaz para pagar, tanto las deudas adquiridas con las entidades financieras como para hacer frente con más ligereza a los gastos comunes mensuales de luz, comunicación, agua, transportes, alimentación…

Esta vía de mejora económica que nos haga esta situación más llevadera se llama reunificación de deudas, y como su propio nombre indica, consiste en reunificar la deuda mensual familiar en un pago único, agrupando todos los préstamos que tengamos en una sola cuota al reunificar la deuda sin hipoteca. De este modo, se consigue un pago mensual menor a cambio de un aumento en el número de cuotas, lo que significa que también será mayor el interés a pagar y por lo tanto la cantidad final, pero el resultado inmediato, el que interesa y nos ayudará a mejorar nuestra calidad de vida con un pago menor mensual estará asegurado.

Por qué elegir una agencia intermediaria para la reunificación de deudas

La decisión de apoyarte en una agencia como prestamosolución.es para encontrar el sistema de reunificación de deuda que mejor te convenga será lo más acertado que puedas hacer en este sentido, ya que nadie está más cualificado para realizar el estudio y conseguirte la entidad financiera que mejores condiciones te pueda ofrecer.

Esta agencia, al trabajar con varias entidades bancarias,siempre consigue las mejores condiciones y las mayores posibilidades de que la reunificación de la deuda sea concedida, con el consiguiente ahorro de tiempoy molestias de tener que buscar personalmente la entidad financiera que esté dispuesta a ofrecer la reunificación de deuda, así como para realizar los procedimientos y trámites en varios bancos hasta que alguno tramite la petición.

La agencia de reunificación de deudas que encuentras tras la dirección web prestamosolucion.es realizará un estudio totalmente gratuito sobre las condiciones y las posibilidades de que puedas conseguir la reunificación de deuda.

Gracias a ellos, las familias con sobreendeudamiento por acumulación de préstamos pueden encontrar soluciones, aun perteneciendo a los listados de morosidad como la ASNEF y el RAI, consiguiendo los préstamos para a refinanciación de microcréditos con los intereses más bajos del mercado financiero.

¿Puedo acceder a una reunificación de deuda?

Como hemos dicho, el objetivo de la reunificación de deudas es lograr que todos los préstamos se unan en uno solo, la concesión se realizará más fácilmente si es a través de una hipoteca, lo que también traerá mayores beneficios para ti, puesto que los intereses serán menores.

Para conseguirlo, hay que tener contratado un crédito hipotecario, revisar sus condiciones y tratar de incluir en él los demás créditos. Hay que saber que es normal que, como en cualquier hipoteca, la suma de todas las deudas que se pretenden sumar no podrá superar en ningún caso el 80% del valor del inmueble objeto de la hipoteca.

Si los préstamos superan esta cantidad, no será posible la operación de ninguna forma. En todo caso, se pueden unificar las suficientes deudas como para que alcancen ese 80 %, dejando el resto fuera de la jugada.

Quedará por demostrar, como en cualquier petición de préstamo, que existen unos ingresos mensuales sólidos para hacer frente a las cuotas. Para ello el límite que se impone es del 40 % de los ingresos. Así mismo, es condición sinecuanum estar al corriente de todos los pagos de todos los créditos que se quieren unificar. Si esto no se da al 100 %, es muy probable que se rechace la petición o que el interés crezca enormemente.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies