Berlín, 27 mar (dpa) – Responsables en Europa de la red social Facebook se comprometieron ante la ministra de Justicia de Alemania, Katarina Barley, a informar a todos los usuarios que se vieron afectados por el escándalo de la filtración masiva de datos que buscaba influir a los electores a favor de Donald Trump.

“Todavía no está claro cuántos alemanes se han visto afectados. El Gobierno alemán ha exigido explicaciones este punto”, dijo la política socialdemócrata ayer en la capital alemana tras mantener un encuentro con altos cargos de la compañía.

“Facebook ha admitido violaciones y descuidos y ha prometido mejoras pero las promesas no son suficientes. Empresas como Facebook deben ser monitoreadas de forma más estricta”, agregó.

Los datos fueron presuntamente recolectados a través de una app de predicción de personalidad llamada “thisisyourdigitallife”, desarrollada por el profesor de psicología de la Universidad de Cambridge Aleksandr Kogan.

La aplicación de Kogan fue instalada por unas 300.000 personas que compartieron su información, pero también parte de la información de sus amigos, por lo que el especialista pudo acceder a los datos de unos 50 millones de usuarios, según estimaciones publicadas por la prensa.

Barley explicó que, de acuerdo con los datos que maneja Facebook, de las 300.000 personas que se descargaron la aplicación, alrededor de un uno por ciento eran ciudadanos europeos y de ellos, “seguramente” un porcentaje eran alemanes.

La cantidad exacta de alemanes afectados de forma directa -es decir, los que se bajaron la app- y de forma indirecta -aquellos que interactuaron en Facebook con los primeros- es una cuestión que se deberá aclarar durante “estos días”, explicó la ministra alemana.

Alemania ya había anunciado la semana pasada que se reuniría con representantes de Facebook en Europa para que ofreciesen de primera mano explicaciones sobre el escándalo de utilización selectiva de datos personales llevado a cabo por la empresa británica Cambridge Analytica.

La empresa, con sede en Londres, quedó en el centro de una polémica hace dos semanas después de que un informante revelara a diversos medios que utilizó información de unos 50 millones de usuarios de Facebook sin su consentimiento para un trabajo a favor de la campaña electoral de 2016 de Trump.