El evento geológico que dio paso al Plioceno

Roedores, tortugas, monos, jirafas, caballos, rinocerontes, cocodrilos, y mastodontes, entre otros, son los animales que habitaban la zona del yacimiento de Puerto de Cadena en Murcia hace casi cinco millones de años.

Así lo confirman investigadores del Museo Nacional de Ciencias naturales (MNCN-CSIC), el Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont (ICP) y el Instituto Catalán de Paleontología Humana y Evolución Social (IPHES), entre otras instituciones, que han participado en la sistematización del material paleontológico de este yacimiento.

Gracias al análisis de los fósiles, que destacan por su buen estado de conservación, han podido dibujar la foto fija de la fauna que habitaba esa zona de la península ibérica hace casi cinco millones de año y confirmar que la temperatura era mayor que la actual.

“Los restos están depositados en una discordancia geológica provocada por la crisis del Messiniense que marcó el comienzo del Plioceno. Este hecho nos ha permitido datar de manera muy fiable el material e inferir que los animales africanos, que se trasladaron a Europa mientras el Mediterráneo permaneció seco, vivieron en esta zona al menos hasta hace 4,9 millones de años”, explica el investigador del MNCN Jan van der Made.

Entre los hallazgos destacan varias gacelas, el registro más antiguo de un sivaterio (antecesor de la actual jirafa) o el más moderno de un cocodrilo

Entre los hallazgos destacan varias gacelas, el registro más antiguo de un sivaterio (antecesor de la actual jirafa) o el más moderno de un cocodrilo. “La presencia de cocodrilos demuestra que la temperatura de la región era más alta que la actual, ya que los huevos de cocodrilo solo sobreviven en un rango de temperaturas mayor que el actual”, aclara Van der Made.

El evento geológico que dio paso al Plioceno

La crisis del Messiniense es un evento geológico y paleoclimático, que duró unos 600.000 años. El actual estrecho de Gibraltar quedó cerrado, se formaron los Andes y el mar Mediterráneo quedó reducido a una serie de lagunas de aguas salobres, ya que la evaporación era mayor que las aportaciones de agua de las lluvias y ríos que desembocaban en el Mediterráneo.

El nivel del agua bajó facilitando el intercambio de fauna entre los continentes africano y europeo. El final de este periodo se produjo cuando el estrecho volvió a abrirse y marcó el inicio del Pleistoceno.

 

CONTENIDOS RELACIONADOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies