El dinosaurio jirafa de Burgos se llamará “Europatitan eastwoodi”

Un equipo internacional de científicos liderados desde el Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes (Burgos) y la Universidad de Zaragoza ha presentado esta semana en la revista Peer J una nueva especie de dinosaurio: Europatitan eastwoodi. El nombre hace alusión a su origen europeo y a su gran tamaño (como los titanes de la mitología griega), así como al actor de cine Clint Eastwood, uno de los protagonistas de la película El Bueno, el Feo y el Malo, que se rodó en la misma comarca burgalesa de la Sierra de la Demanda donde se han descubierto los restos del enorme animal.

Los autores han identificado a la nueva especie como un dinosaurio saurópodo, reptiles de grandes dimensiones con cuello y cola largos. En este caso podría alcanzar 27 metros de longitud, y su peso llegaría a las 35 toneladas. La antigüedad de los fósiles ronda los 125 millones de años, al principio del período Cretácico (era Mesozoica).

Este coloso tenía un cuello de 10 metros que, como un jirafa, usaba para conseguir alimento en las zonas altas de los árboles

“El ejemplar es uno de los saurópodos titanosauriformes más completos de comienzos del Cretácico en Europa, un descubrimiento que puede ayudarnos a conocer mejor cómo evolucionaron y se diversificaron estos dinosaurios en Europa en ese tiempo”, destacan los autores.

Los restos fósiles se extrajeron del yacimiento Oterillo II, situado entre Salas de los Infantes y Barbadillo del Mercado (Burgos), durante tres campañas de excavaciones (entre 2004 y 2006) financiadas por la Junta de Castilla y León y la Fundación Dinosaurios. Se recuperó un esqueleto semicompleto y parcialmente articulado, con muchos huesos dispuestos tal como murió el animal. La lista de elementos anatómicos recogidos incluye un diente, vértebras del cuello, espalda y cola, hombro, mano y pelvis.

El nuevo dinosaurio tiene una combinación única de caracteres anatómicos, nunca vistos en otras especies de dinosaurios. Los huesos más característicos son las costillas, escápula (equivalente a nuestro omoplato), y las vértebras dorsales (de la espalda). El estudio revela que esta especie estaría situada en la base de la evolución de los llamados sonfospóndilos (con ‘vértebras esponjosas’, nombre que refiere la posesión de huesos con grandes huecos internos).

Pero sin duda una de las características más visibles de Europatitan es que se trataba de un animal de proporciones gigantescas. El hueso más largo que se ha recuperado es una costilla de 210 cm de longitud; las dos escápulas tienen 165 cm de longitud y una vértebra dorsal alcanza 70 cm de altura a pesar de estar incompleta.

Un ‘dinosaurio jirafa’

Lo más sorprendente para los investigadores fue comprobar las dimensiones de las vértebras del cuello: hasta 114 cm de longitud y 90 cm de alto. Estos animales tenían hasta 15 vértebras de cuello –no todas del mismo tamaño– y se estima que la longitud total del cuello de este coloso estaría entre 10 y 11 metros. Era un cuello extremadamente largo, que podría duplicar en longitud al tronco y ser tan largo como su cola. De hecho, este dinosaurio forma parte de los coloquialmente conocidos como ‘dinosaurios jirafa’, entre los que destaca una especie norteamericana denominada Sauroposeidon, cuyas vértebras del cuello son muy semejantes a las de Europatitan.

A pesar de su formidable tamaño, el peso de estos huesos no sería excesivo, pues presentaban un pronunciado aligeramiento a base de lo que los investigadores denominan neumaticidad (conjunto de huecos y excavaciones en los huesos, incluso con cavidades dentro de la masa ósea). Según los expertos, “eran grandes huesos de una fragilidad asombrosa.

Uno de los dinosaurios más altos de Europa

Los investigadores también señalan que el cuello de estos dinosaurios podría disponerse casi vertical y tendría bastante movilidad. Eso les permitía conseguir alimento de árboles de gran altura. En el caso de Europatitan, su cabeza podría estar a 16 metros por encima del suelo, por lo que se considera como uno de los dinosaurios conocidos más altos de Europa.

“Estos cuellos eran una auténtica obra de ingeniería evolutiva que muestra de una manera evidente la gran capacidad adaptativa de los dinosaurios a los ecosistemas y ambientes que ocupaban, una de las razones de su éxito en la era Mesozoica”, apuntan los autores.

El nombre de la especie ‘Europatitan eastwoodi’ homenajea a Clint Eastwood, que rodó ‘El Bueno, el Feo y el Malo’ en estas tierras burgalesas

“La presencia de un dinosaurio de estas características en Europa es uno de las cuestiones más llamativas de la investigación –añaden–, y los resultados ponen de nuevo el foco de atención de la paleontología mundial en la Sierra de la Demanda”.

De una edad similar a Europatitan eastwoodi es otro dinosaurio burgalés: Demandasaurus darwini. La nueva especie se sumará esta para avanzar en el conocimiento de los posibles intercambios de faunas de dinosaurios entre África y Europa. El debate científico sobre esos viajes tiene una de sus referencias en la península ibérica, que ha proporcionado fósiles de dinosaurios (Demandasaurus) relacionados con otros de África o incluso América del Sur.

Además de la importancia científica del nuevo dinosaurio burgalés, los descubridores destacan el homenaje que contiene el nombre científico de Europatitan al conocido actor Clint Eastwood: “Es una persona que ha logrado el éxito partiendo de cero y se ha ganado a pulso el reconocimiento por su trabajo. Eastwood representa el éxito en el cine, triunfando como actor primero, como productor y director después (en Ecología diríamos que ha conseguido ocupar varios nichos –el papel que tiene una especie en el ecosistema– y lo ha hecho de una forma eficaz). Su versatilidad profesional nos recuerda a la gran capacidad de los dinosaurios para adaptarse a distintos medios y salir adelante”.

Los autores de este estudio son Fidel Torcida (Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes en Burgos), José Ignacio Canudo (Universidad de Zaragoza), Pedro Huerta Hurtado (Colectivo Arqueológico-Paleontológico de Salas), Miguel Moreno-Azanza (Universidade Nova de Lisboa) y Diego Montero Huerta (Colectivo Arqueológico-Paleontológico de Salas).

SINC

MÁS NOTICIAS PARA TI

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies