Para poder cursar estudios superiores en países de habla inglesa, los aspirantes deben superar el Test of English as a Foreign Language, o TOEFL, una evaluación que mide la capacidad de comprensión del inglés a nivel universitario.

La prueba es aceptada en 136 países y en más de 6.000 universidades para poder realizar estudios de pregrado, postgrado y maestrías. El examen no pretende medir los conocimientos teóricos que tiene una persona sobre el inglés, sino la capacidad de comprensión y desenvolvimiento en el idioma.

La prueba TOEFL es un requisito indispensable para estudiar en el extranjero. Si tienes decidido estudiar en un país de habla inglesa y necesitas comenzar a prepararte para el examen, debes tener en cuenta estos aspectos para obtener la calificación necesaria.

Enfócate en la comprensión del inglés

Aunque necesitas conocer la gramática para comprender el inglés, ese no debe ser el enfoque a la hora de prepararte para la prueba TOEFL. El dominio del idioma al hablar y comprender será lo más importante del examen, además de la escritura.

Debes demostrar que tienes la capacidad de desenvolverte con total normalidad en el uso del idioma, casi con la misma naturalidad como lo haces con el castellano. Recuerda que en una universidad extranjera recibirás clases totalmente en inglés y deberás relacionarte con todas las personas en ese idioma, así que la prueba debe confirmar que realmente estás preparado para ello.

Cursos de preparación

Si te preguntas cómo preparar el curso TOEFL al estudiar inglés, debes saber que en muchas ciudades del mundo existen instituciones de excelente calidad que preparan a los alumnos específicamente para la prueba TOEFL.

Generalmente, estos cursos son impartidos por profesores de habla inglesa nativa, la mayoría estadounidenses. Conocerás cómo es la prueba TOEFL y los tipos de preguntas a las que deberás enfrentarte. Para ello, serás adiestrado de forma focalizada con el fin de desarrollar las habilidades necesarias para poder lograr el objetivo en la prueba. Eso quiere decir que no perderás el tiempo al aprender habilidades que después no necesitarás en el examen real. Es importante aclarar que estos cursos no han sido pensados para que las personas se inicien en el idioma desde cero, sino únicamente como entrenamiento para la prueba TOEFL.

Elige el horario

Los cursos que te preparan para la prueba TOEFL ofrecen al estudiante la posibilidad de elegir el horario y la intensidad de las clases, dependiendo de la urgencia de cada persona.

Puedes optar por recibir clases todos los días, algunos días de la semana o solamente los fines de semana. Por lo general, las personas suelen elegir la intensidad del curso dependiendo de la fecha en la que deben presentar el examen.

Las calificaciones de la prueba

La prueba TOEFL no se aprueba ni reprueba, sino que se obtiene una calificación. Por su parte, cada institución educativa exige un nivel de puntuación mínimo para optar a un cupo de estudio.

El hecho de que hayas obtenido la calificación necesaria que requiere la universidad en la cual deseas estudiar, no quiere decir que automáticamente serás aceptado. La prueba TOEFL solo es un requisito para convertirte en un aspirante a estudiante de esa universidad.

Consejos para la prueba TOEFL

Uno de los principales tips que debes tener en cuenta para presentar la prueba TOEFL es realizar un curso especializado o contratar los servicios de un profesor que conozca muy bien el examen. No puedes ser autodidacta en este caso, ya que necesitas conocer en qué consiste la prueba y los ejercicios que deberás realizar.

Al familiarizarte con los componentes esenciales de la prueba TOEFL, se incrementarán tus posibilidades de éxito. Analiza cada una de las preguntas de tu manual de estudio, busca la lógica y dedica más tiempo a las preguntas que más se te dificulten.

También es fundamental establecer un horario de estudio y que te comprometas a cumplirlo. No se trata de una prueba fácil, así que para obtener un buen resultado deberás dar lo mejor de ti cada día. Algunas personas dedican dos horas al día en la preparación, mientras que otras estudian cinco o más horas en cada jordana. El tiempo que dediques al estudio dependerá de tu urgencia por presentar el examen.

Practica tanto como puedas antes de que llegue el gran día, para que te sientas lo más seguro posible cuando te enfrentes a la prueba TOEFL y logres la calificación necesaria.